Jugarretas de la Diputación de Lugo y fin de culebrón

En anteriores post ya se hizo referencia a la falta de transparencia de la Diputación de Lugo en el proceso de selección de un sociólogo para una bolsa. En resumen, nos presentamos varios candidatos y yo contaba con el mejor curriculum pero me pusieron por delante a un candidato que no cumplía con los requisitos.

Aunque se reclamó mediante el preceptivo recurso ante la Diputación y se avisó al Presidente de la misma mediante Twitter de la existencia de “cosas raras”, se desestimó el recurso y no se me permitió ver los curriculums hasta que los pidió el juez para el juicio.

Dicho juicio fue ganado y, a este respecto, hay que destacar lo dicho por los dos tribunales al respecto de que le fuese dada la bolsa al candidato que hicieron beneficiario de la misma.

Sentencia 00064/2015, Juzgado Contencioso-Administrativo nº 1 de Lugo

<<En efecto, en el acto de la vista el Ietrado de la demandante plant eó que una vez examinado el expediente administrartivo pudo constartar que el aspirante beneficiario de la bolsa y/ o subvención no aportó “la fotocopia compulsada de la acreditación del Celga 4” requerido con fecha 24-7 -2013 (folio 71 del expediente administrativo) que sí aportó la  actora previo requerimiento y obrante al folio 519 del expediente administrativo, por lo que por dicha circunstancia no debió ser el aspirante: seleccionado para disfrutar dicha bolsa.
La segunda de las Bases a que nos venimos refiriendo referida a los requisitos de los aspirantes, establece que para optar a la ayuda convocada será necesario como indisprensable, entre otros que deberán cumplirse a la fecha del cierre del plazo de presentación de las solicitudes, el de dominar el castellano y la lengua gallega. Pues
bien, el aspirante beneficiario de la bolsa no acreditó tal extremo (que lo sería con la presentación de la acreditación del CELGA 4) y, por ende, no cumplió con uno de los requisitos para optar a la ayuda convocada, por lo que, entonces, lleva razón el letrado de la recurrente pues no concurre en el aspirante seleccionado un requisito de partícipación
para poder tener opción a la bolsa convocada ya que el escrito del aspirante beneficiario de la subvención obrante al folio 235 deI expediente administrativo en forma de declaración jurada señalando que “posee amplios conocimientos del idioma gallego debido a que, tanto su padre como su madre, además de la casi totalidad de su familia, han nacido en Galicia y habitualmente usan el idioma gallego para comunicarse” no acredita el dominio del idioma gallego . Por Io dicho, la resolución impugnada y el acuerdo
de aprobar como beneficiario de la bolsa a D. Francisco Javier de Rosendo Paz debe ser anulado por ser contrario a derecho.>>

(…) <<Que debo ESTIMAR y ESTIMO el recurso contencioso-administrativo interpuesto por el letrado D. José Manuel López García, en nombre y representación de D.ª Romina Prado Fernández, contra la resolución del Sr. Presidente de la Diputación Provincial de Lugo de f echa 17 – 9 -2013 desestimatoria del recurso de reposición deducído contra la aprobación como beneficiario de una bolsa destinada a licenciado/ a en Sociología para realizar 18 meses de prácticas formativas en la Diputación Provincial de Lugo, previa propuesta de la Comisión de Valoración Técnica, a favor de don Francisco Javier de Rosendo Paz que anulo por no ser conformes a derecho, con expresa condena en costas a la Diputación Provincial de Lugo en la cuantía de 500 euros.>>

Aunque nos extrañó el fallo y la escasa condena a la Diputación pues, a pesar de haberse solicitado todas las responsabilidades, solamente les condenan a las costas. Cuestión que no resulta baladí, pues esta jugarreta que me hizo la Diputación de Lugo “me quitó el pan de la mesa” durante un año y medio en favor de alguien que no cumplía con los requisitos y tenía un curriculum más que bastante peor que yo (lo que se puede comprobar en Linkedin mirando nuestros perfiles).

Escasa condena y ausencia de indemnización que me llevan a apelar ante el TSXG, el cual señala que hay que ir por otra vía y reclamar la responsabilidad patrimonial. Pero lo realmente interesante es lo que señala en cuanto a la concesión de la bolsa al otro candidato y su forma de pretender acreditar el dominio del gallego (y que fuese admitida por la Diputación):

Sentencia: Recurso de apelación 453/2015, Sección 001 de la Sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Superior de Justicia

<<CUARTO.- En lo atinente a la otra cuestión que sobre el fondo del asunto pone sobre la mesa la Diputación Provincial de Lugo, cabe afirmar que mientras la actora hizo aportación de fotocopia compulsada de la acreditación del Celga 4, quien, a la postre, resultó adjudicatario de la bolsa formativa, Sr. de Rosendo Paz, no hizo aportación de la misma.

La base segunda de la convocatoria señala como requisito de los aspirantes para optar a la bolsa formativa, dominar el castellano y la lengua gallega. Y tal exigencia deberá cumplirse, además, al tiempo de cerrarse el plazo de presentación de las solicitudes. Es evidente que tal exigencia constituye un ineludible requisito para optar a la expresada bolsa y para tomar parte en el proceso de selección.

El incumplimiento de dicha exigencia por el adjudicatario, determinaba, sin más, su exclusión del proceso. Y no vale argumentar que aquel requisito se cumplimentó a través de la declaración jurada presentada por dicho adjudicatario, en la que refería: “poseo amplios conocimientos del idioma gallego debido a que, tanto mi padre como mi madre, además de la casi totalidad de la familia, han nacido en Galicia y habitualmente usan el idioma gallego para comunicarse”. Es obvio que, a los efectos que interesan, a la luz de la normativa contenida en la convocatoria, no cabe poner en plano de igualdad la simple declaración jurada transcrita con la seriedad que dimana de un certificado acreditativo de estar en posesión del Celga 4, tal y como ha justificado la demandante.

Aunque diésemos por válida la argumentación de la Diputación Provincial de Lugo de que en ninguna parte de la convocatoria se exige el certificado de estar en posesión del Celga 4, bastando justificar el dominio del castellano y de la Celga 4, bastando justificar el dominio del castellano y de la lengua gallega, lo cierto es que no puede servir de justificación en tal sentido una mera declaración jurada tan inconsistente como la aportada por el Sr. de Rosendo Paz. Y ese defecto inicial no puede quedar subsanado por la posterior aportación de un certificado de haber participado en un curso de gallego de nivel avanzado, ya que no solo es extemporánea su presentación, sino que tampoco justifica haber superado ducho curso ni su dominio de la lengua gallega.>>

Así que algo más que raro debió pasar, ya que no solamente no presenta el CELGA 4 sino que incluso el certificado de asistencia a un curso de gallego de nivel avanzado, según lo que comenta el TSXG, fue presentado extemporáneamente y la declaración jurada inconsistente.

Ni que decir tiene que ya se ha reclamado la responsabilidad patrimonial a la Diputación de Lugo, pero como siempre están haciendo tiempo y ya veremos si se dignan a responder, pero visto lo visto, y después de lo que han señalado los dos tribunales, nos estamos plantean muy seriamente el tener que acudir de nuevo a los tribunales para pedir otros tipos de responsabilidades por las “cosas raras” que pasan en este tipo de procesos de selección (como pueden comprobar si siguen el link proporcionado en otro anterior post sobre este tema).

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s