Acerca de roprafer

Licenciada en Sociología, he desarrollado gran parte de mi actividad profesional dentro de la docencia y la investigación. Principalmente me he especializado en temas de Sociología Urbana, aunque en la actualidad, sin haber abandonado el tema por estar en la fase de la redacción de mi tesis doctoral sobre degradación urbana, me he enfocado más en el marketing y la actividad comercial. Entre otras aficiones se pueden contar la historia, los deportes, la lectura, la criminología y un largo etcétera.

Jugarretas de la Diputación de Lugo y fin de culebrón

En anteriores post ya se hizo referencia a la falta de transparencia de la Diputación de Lugo en el proceso de selección de un sociólogo para una bolsa. En resumen, nos presentamos varios candidatos y yo contaba con el mejor curriculum pero me pusieron por delante a un candidato que no cumplía con los requisitos.

Aunque se reclamó mediante el preceptivo recurso ante la Diputación y se avisó al Presidente de la misma mediante Twitter de la existencia de “cosas raras”, se desestimó el recurso y no se me permitió ver los curriculums hasta que los pidió el juez para el juicio.

Dicho juicio fue ganado y, a este respecto, hay que destacar lo dicho por los dos tribunales al respecto de que le fuese dada la bolsa al candidato que hicieron beneficiario de la misma.

Sentencia 00064/2015, Juzgado Contencioso-Administrativo nº 1 de Lugo

<<En efecto, en el acto de la vista el Ietrado de la demandante plant eó que una vez examinado el expediente administrartivo pudo constartar que el aspirante beneficiario de la bolsa y/ o subvención no aportó “la fotocopia compulsada de la acreditación del Celga 4” requerido con fecha 24-7 -2013 (folio 71 del expediente administrativo) que sí aportó la  actora previo requerimiento y obrante al folio 519 del expediente administrativo, por lo que por dicha circunstancia no debió ser el aspirante: seleccionado para disfrutar dicha bolsa.
La segunda de las Bases a que nos venimos refiriendo referida a los requisitos de los aspirantes, establece que para optar a la ayuda convocada será necesario como indisprensable, entre otros que deberán cumplirse a la fecha del cierre del plazo de presentación de las solicitudes, el de dominar el castellano y la lengua gallega. Pues
bien, el aspirante beneficiario de la bolsa no acreditó tal extremo (que lo sería con la presentación de la acreditación del CELGA 4) y, por ende, no cumplió con uno de los requisitos para optar a la ayuda convocada, por lo que, entonces, lleva razón el letrado de la recurrente pues no concurre en el aspirante seleccionado un requisito de partícipación
para poder tener opción a la bolsa convocada ya que el escrito del aspirante beneficiario de la subvención obrante al folio 235 deI expediente administrativo en forma de declaración jurada señalando que “posee amplios conocimientos del idioma gallego debido a que, tanto su padre como su madre, además de la casi totalidad de su familia, han nacido en Galicia y habitualmente usan el idioma gallego para comunicarse” no acredita el dominio del idioma gallego . Por Io dicho, la resolución impugnada y el acuerdo
de aprobar como beneficiario de la bolsa a D. Francisco Javier de Rosendo Paz debe ser anulado por ser contrario a derecho.>>

(…) <<Que debo ESTIMAR y ESTIMO el recurso contencioso-administrativo interpuesto por el letrado D. José Manuel López García, en nombre y representación de D.ª Romina Prado Fernández, contra la resolución del Sr. Presidente de la Diputación Provincial de Lugo de f echa 17 – 9 -2013 desestimatoria del recurso de reposición deducído contra la aprobación como beneficiario de una bolsa destinada a licenciado/ a en Sociología para realizar 18 meses de prácticas formativas en la Diputación Provincial de Lugo, previa propuesta de la Comisión de Valoración Técnica, a favor de don Francisco Javier de Rosendo Paz que anulo por no ser conformes a derecho, con expresa condena en costas a la Diputación Provincial de Lugo en la cuantía de 500 euros.>>

Aunque nos extrañó el fallo y la escasa condena a la Diputación pues, a pesar de haberse solicitado todas las responsabilidades, solamente les condenan a las costas. Cuestión que no resulta baladí, pues esta jugarreta que me hizo la Diputación de Lugo “me quitó el pan de la mesa” durante un año y medio en favor de alguien que no cumplía con los requisitos y tenía un curriculum más que bastante peor que yo (lo que se puede comprobar en Linkedin mirando nuestros perfiles).

Escasa condena y ausencia de indemnización que me llevan a apelar ante el TSXG, el cual señala que hay que ir por otra vía y reclamar la responsabilidad patrimonial. Pero lo realmente interesante es lo que señala en cuanto a la concesión de la bolsa al otro candidato y su forma de pretender acreditar el dominio del gallego (y que fuese admitida por la Diputación):

Sentencia: Recurso de apelación 453/2015, Sección 001 de la Sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Superior de Justicia

<<CUARTO.- En lo atinente a la otra cuestión que sobre el fondo del asunto pone sobre la mesa la Diputación Provincial de Lugo, cabe afirmar que mientras la actora hizo aportación de fotocopia compulsada de la acreditación del Celga 4, quien, a la postre, resultó adjudicatario de la bolsa formativa, Sr. de Rosendo Paz, no hizo aportación de la misma.

La base segunda de la convocatoria señala como requisito de los aspirantes para optar a la bolsa formativa, dominar el castellano y la lengua gallega. Y tal exigencia deberá cumplirse, además, al tiempo de cerrarse el plazo de presentación de las solicitudes. Es evidente que tal exigencia constituye un ineludible requisito para optar a la expresada bolsa y para tomar parte en el proceso de selección.

El incumplimiento de dicha exigencia por el adjudicatario, determinaba, sin más, su exclusión del proceso. Y no vale argumentar que aquel requisito se cumplimentó a través de la declaración jurada presentada por dicho adjudicatario, en la que refería: “poseo amplios conocimientos del idioma gallego debido a que, tanto mi padre como mi madre, además de la casi totalidad de la familia, han nacido en Galicia y habitualmente usan el idioma gallego para comunicarse”. Es obvio que, a los efectos que interesan, a la luz de la normativa contenida en la convocatoria, no cabe poner en plano de igualdad la simple declaración jurada transcrita con la seriedad que dimana de un certificado acreditativo de estar en posesión del Celga 4, tal y como ha justificado la demandante.

Aunque diésemos por válida la argumentación de la Diputación Provincial de Lugo de que en ninguna parte de la convocatoria se exige el certificado de estar en posesión del Celga 4, bastando justificar el dominio del castellano y de la Celga 4, bastando justificar el dominio del castellano y de la lengua gallega, lo cierto es que no puede servir de justificación en tal sentido una mera declaración jurada tan inconsistente como la aportada por el Sr. de Rosendo Paz. Y ese defecto inicial no puede quedar subsanado por la posterior aportación de un certificado de haber participado en un curso de gallego de nivel avanzado, ya que no solo es extemporánea su presentación, sino que tampoco justifica haber superado ducho curso ni su dominio de la lengua gallega.>>

Así que algo más que raro debió pasar, ya que no solamente no presenta el CELGA 4 sino que incluso el certificado de asistencia a un curso de gallego de nivel avanzado, según lo que comenta el TSXG, fue presentado extemporáneamente y la declaración jurada inconsistente.

Ni que decir tiene que ya se ha reclamado la responsabilidad patrimonial a la Diputación de Lugo, pero como siempre están haciendo tiempo y ya veremos si se dignan a responder, pero visto lo visto, y después de lo que han señalado los dos tribunales, nos estamos plantean muy seriamente el tener que acudir de nuevo a los tribunales para pedir otros tipos de responsabilidades por las “cosas raras” que pasan en este tipo de procesos de selección (como pueden comprobar si siguen el link proporcionado en otro anterior post sobre este tema).

Anuncios

Continuamos con el culebrón y su denuncia

Casi cuatro años de proceso llevamos con multiplicidad de problemas para llevar a buen puerto un caso que no debería dilatarse tanto en el tiempo. Sin embargo, incluso cuando se presenta queja ante un Tribunal Superior nos encontramos con la misma historia y tiene que entrar en liza el “cuarto poder” para que las administraciones se pongan las pilas.

http://www.elidealgallego.com/articulo/coruna/cuando-opacidad-convierte-muro/20140511230059188125.html

Ya veremos cómo terminará la historia.

La “desgracia” de la Universidad

Me sirvo postear una serie de enlaces que nos pueden ofrecer una interesante visión de gran parte de la “desgracia” que afecta a nuestra universidad.

Para los que llevamos ya años luchando contra este tipo de problemas no es nada nuevo, ya que incluso hemos de enfrentarnos no sólo a los problemas de la propia Universidad, sino también con un sistema judicial que está llegando demasiado tarde.

Vayan por los compañeros de la Asociación Transparencia Universitaria y de Universidad S.A. estos enlaces, como una forma de ánimo para que sigan en la lucha, porque… como tanto decían con Obama: “Yes, WE CAN”

http://www.lacelosia.com/acoso-laboral-corrupcion-y-nepotismo-lacras-de-la-universidad-espanola/

http://tribunadeljurista.foroes.org/t3227p45-resultado-obsceno-en-el-concurso-de-la-plaza-docente-a-la-que-me-presente-me-dejan-a-un-punto-del-seleccionado-y-dictaminan-que-si-fuese-removido-quedara-desierta-la-justicia-me-ha-otorgado-la-plaza#72234

http://www.abc.es/20110218/local-comunidad-valenciana/abci-universidad-listo-201102180719.html

http://www.universidadsa.com/

http://vegamediapress.net/not/2290/anula

http://vegamediapress.com/not/6857/jose_mateos__el_rector_cobacho_usa_la_universidad_para_hacer_amigos_poderosos/

Y podría poner unos cuantos enlaces más. Para más información se puede consultar el epígrafe acoso de este blog o entrar en webs como http://www.corruptio.com y los estudios hechos al respecto de Transparencia Internacional (www.transparencia.org.es/)

.

Y el culebrón sigue: una fábula

En post anteriores se ha hecho ya referencia  a un caso por presunto acoso que lleva más de tres años en lo penal y cuyos elementos siguen activos en la actualidad.

Como última acción, que se comunica diligentemente al juzgado competente, se incluye en el equipo decanal y en una comisión, de la cual se forma parte obligatoriamente por ser representante de alumnos de tercer ciclo, a dos de los denunciados en el caso. Sin ningún tipo de respeto, ya no sólo a la condición de denunciante (por lo que ya tendrían más que claro que no se pueden acercar), sino también a la de representante de alumnos, se continúan introduciendo elementos disruptores.

Nuevo elemento a tener en cuenta en lo que ya está siendo una larga lucha, la cual nos permite introducir una historia bastante difundida que encontramos en la red y que muy bien puede adaptarse a la situación que nos ocupa y la forma de enfrentarla.

La historia con moraleja se titula “La zanahoria, el huevo y el café” y es la siguiente:

En una conversación entre un padre y una hija, ésta se quejaba acerca de su vida y de lo difíciles que le resultaban las cosas. Cansada de luchar, no sabía qué hacer para continuar adelante y creía que terminaría dándose por vencida. Cada vez que parecía que solucionaba un problema, otro asomaba en el horizonte.

Su padre, chef de cocina, la llevó a su lugar de trabajo. Allí procedió a llenar tres ollas con agua y colocarla sobre un fuerte fuego a fin de que hirviesen. Una vez hirviendo las tres ollas, colocó en cada una de ellas un ingrediente: zanahorias, huevos y café, para dejarlas hervir en silencio.

Esperando la hija se preguntaba impacientemente qué es lo que estaría haciendo su padre, que veinte minutos después sacaría los ingredientes ya cocidos para colocarlos en sus respectivos recipientes. Tras lo cual, mirando a su hija, le dice:

– “Querida, ¿qué ves?”

-”Zanahorias, huevos y café”

Haciéndola acercarse, su padre le pide que primero toque las blandas zanahorias, luego rompiese el huevo duro y que finalmente probara el aromático café. Tras lo cual se hija le preguntó qué significaba aquello.

Pacientemente el padre le explica que los tres ingredientes que ella había probado habían pasado por la misma adversidad, el agua hirviendo, pero que cada uno de ellos había reaccionado de forma diferente: las zanahorias antes de su cocción eran duras pero se habían vuelto blandas después de haber estado en el agua hirviendo; mientras que con los huevos el caso fue el contrario, líquido por dentro y con una débil defensa de su cáscara, su interior se había vuelto duro tras pasar por el mismo proceso; por último, los granos de café habían sido los únicos capaces de cambiar la situación del agua, convirtiéndola en un fuerte y aromático café.

Como enseñanza le plantea la siguiente cuestión a su hija: ¿Cuál de estos elementos eres tú? Cuando la adversidad llama a tu puerta, ¿cómo respondes ante ella?

“- ¿Cuál eres tú?”, le preguntó a su hija. “Cuando la adversidad llama a tu puerta, ¿cómo respondes? ¿Eres una zanahoria que parece fuerte pero que cuando la adversidad y el dolor te tocan, te vuelves débil y pierdes tu fortaleza? ¿Eres un huevo, que comienza con un corazón maleable? ¿Poseías un espíritu fluido, pero después de una adversidad se ha vuelto duro y rígido? ¿O eres como un grano de café? El café que cambia al agua hirviendo, el elemento que causa dolor, alcanzando su mejor sabor. Si eres como este último, ante una adversidad que va a peor reaccionarás mejor y conseguirás que la situación cambie.

Así que, ¿cuál de estos elementos decides ser?

En este caso yo lo tengo claro, ¿Y usted?

Se continuará aguantando el tipo sin permitir que nada influya en la decisión de llevar el caso hasta el final, continuando con la recogida de pruebas de cada una de las acciones que puedan ser relevantes para el caso, Pues por ahora simplemente queda esperar a qué tipo de acciones de protección pone en marcha la justicia, que continua tardando a pesar de la queja puesta en la Sala do Goberno del Tribunal Superior de Justicia de Galicia (TSXG) denunciando las múltiples vicisitudes que están alargando el proceso y de las cuales la parte denunciante no tiene ninguna culpa. Al mismo tiempo que se espera la resolución de la Audiencia Provincial acerca de la apelación admitida a trámite.

La justicia puede ser ciega pero es cuestión nuestra el devolverle de vez en cuando la vista, actuando sobre esas adversidades que puedan afectar a nuestra vida, pero, como en el caso del café, nunca cambiar nuestra esencia.

La furia y la tristeza

Reproduzco aquí una historia que nos puede explicar en parte el por qué de la confusión entre furia y tristeza. La historia dice así:

En un reino encantado donde los hombres nunca pueden llegar, o quizás donde los hombres transitan eternamente sin darse cuenta… En un reino mágico, donde las cosas no tangibles, se vuelven concretas…

Había una vez un estanque maravilloso. Era una laguna de agua cristalina y pura donde nadaban peces de todos los colores existentes y donde todas las tonalidades del verde se reflejaban permanentemente…
Hasta ese estanque mágico y transparente se acercaron a bañarse haciéndose mutua compañía, la tristeza y la furia.
Las dos se quitaron sus vestimentas y desnudas, las dos, entraron al estanque.

La furia, apurada (como siempre está la furia), urgida -sin saber por qué- se baño rápidamente y más rápidamente aún salió del agua…  Pero la furia es ciega, o por lo menos, no distingue claramente la realidad, así que desnuda y apurada, se puso, al salir, la primera ropa que encontró… Y sucedió que esa ropa no era la suya, sino la de la tristeza.Y  así vestida de tristeza, la furia se fue.
Muy calma, y muy serena, dispuesta como siempre, a quedarse en el lugar donde está, la tristeza terminó su baño y sin ningún apuro (o mejor dicho sin conciencia del paso del tiempo), con pereza y lentamente, salió del estanque. Y en la orilla encontró que su ropa ya no estaba.

Como todos sabemos, si hay algo que a la tristeza no le gusta es quedar al desnudo, así que se puso la única ropa que había junto al estanque, la ropa de la furia.

Cuentan que desde entonces muchas veces uno se encuentra con la furia, ciega, cruel, terrible y enfadada, pero que, si nos damos el tiempo de mirar bien, encontraremos que esta furia que vemos es solamente un disfraz, y que detrás del disfraz de la furia, en realidad… está escondida la tristeza.