Jugarretas de la Diputación de Lugo y fin de culebrón

En anteriores post ya se hizo referencia a la falta de transparencia de la Diputación de Lugo en el proceso de selección de un sociólogo para una bolsa. En resumen, nos presentamos varios candidatos y yo contaba con el mejor curriculum pero me pusieron por delante a un candidato que no cumplía con los requisitos.

Aunque se reclamó mediante el preceptivo recurso ante la Diputación y se avisó al Presidente de la misma mediante Twitter de la existencia de “cosas raras”, se desestimó el recurso y no se me permitió ver los curriculums hasta que los pidió el juez para el juicio.

Dicho juicio fue ganado y, a este respecto, hay que destacar lo dicho por los dos tribunales al respecto de que le fuese dada la bolsa al candidato que hicieron beneficiario de la misma.

Sentencia 00064/2015, Juzgado Contencioso-Administrativo nº 1 de Lugo

<<En efecto, en el acto de la vista el Ietrado de la demandante plant eó que una vez examinado el expediente administrartivo pudo constartar que el aspirante beneficiario de la bolsa y/ o subvención no aportó “la fotocopia compulsada de la acreditación del Celga 4” requerido con fecha 24-7 -2013 (folio 71 del expediente administrativo) que sí aportó la  actora previo requerimiento y obrante al folio 519 del expediente administrativo, por lo que por dicha circunstancia no debió ser el aspirante: seleccionado para disfrutar dicha bolsa.
La segunda de las Bases a que nos venimos refiriendo referida a los requisitos de los aspirantes, establece que para optar a la ayuda convocada será necesario como indisprensable, entre otros que deberán cumplirse a la fecha del cierre del plazo de presentación de las solicitudes, el de dominar el castellano y la lengua gallega. Pues
bien, el aspirante beneficiario de la bolsa no acreditó tal extremo (que lo sería con la presentación de la acreditación del CELGA 4) y, por ende, no cumplió con uno de los requisitos para optar a la ayuda convocada, por lo que, entonces, lleva razón el letrado de la recurrente pues no concurre en el aspirante seleccionado un requisito de partícipación
para poder tener opción a la bolsa convocada ya que el escrito del aspirante beneficiario de la subvención obrante al folio 235 deI expediente administrativo en forma de declaración jurada señalando que “posee amplios conocimientos del idioma gallego debido a que, tanto su padre como su madre, además de la casi totalidad de su familia, han nacido en Galicia y habitualmente usan el idioma gallego para comunicarse” no acredita el dominio del idioma gallego . Por Io dicho, la resolución impugnada y el acuerdo
de aprobar como beneficiario de la bolsa a D. Francisco Javier de Rosendo Paz debe ser anulado por ser contrario a derecho.>>

(…) <<Que debo ESTIMAR y ESTIMO el recurso contencioso-administrativo interpuesto por el letrado D. José Manuel López García, en nombre y representación de D.ª Romina Prado Fernández, contra la resolución del Sr. Presidente de la Diputación Provincial de Lugo de f echa 17 – 9 -2013 desestimatoria del recurso de reposición deducído contra la aprobación como beneficiario de una bolsa destinada a licenciado/ a en Sociología para realizar 18 meses de prácticas formativas en la Diputación Provincial de Lugo, previa propuesta de la Comisión de Valoración Técnica, a favor de don Francisco Javier de Rosendo Paz que anulo por no ser conformes a derecho, con expresa condena en costas a la Diputación Provincial de Lugo en la cuantía de 500 euros.>>

Aunque nos extrañó el fallo y la escasa condena a la Diputación pues, a pesar de haberse solicitado todas las responsabilidades, solamente les condenan a las costas. Cuestión que no resulta baladí, pues esta jugarreta que me hizo la Diputación de Lugo “me quitó el pan de la mesa” durante un año y medio en favor de alguien que no cumplía con los requisitos y tenía un curriculum más que bastante peor que yo (lo que se puede comprobar en Linkedin mirando nuestros perfiles).

Escasa condena y ausencia de indemnización que me llevan a apelar ante el TSXG, el cual señala que hay que ir por otra vía y reclamar la responsabilidad patrimonial. Pero lo realmente interesante es lo que señala en cuanto a la concesión de la bolsa al otro candidato y su forma de pretender acreditar el dominio del gallego (y que fuese admitida por la Diputación):

Sentencia: Recurso de apelación 453/2015, Sección 001 de la Sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Superior de Justicia

<<CUARTO.- En lo atinente a la otra cuestión que sobre el fondo del asunto pone sobre la mesa la Diputación Provincial de Lugo, cabe afirmar que mientras la actora hizo aportación de fotocopia compulsada de la acreditación del Celga 4, quien, a la postre, resultó adjudicatario de la bolsa formativa, Sr. de Rosendo Paz, no hizo aportación de la misma.

La base segunda de la convocatoria señala como requisito de los aspirantes para optar a la bolsa formativa, dominar el castellano y la lengua gallega. Y tal exigencia deberá cumplirse, además, al tiempo de cerrarse el plazo de presentación de las solicitudes. Es evidente que tal exigencia constituye un ineludible requisito para optar a la expresada bolsa y para tomar parte en el proceso de selección.

El incumplimiento de dicha exigencia por el adjudicatario, determinaba, sin más, su exclusión del proceso. Y no vale argumentar que aquel requisito se cumplimentó a través de la declaración jurada presentada por dicho adjudicatario, en la que refería: “poseo amplios conocimientos del idioma gallego debido a que, tanto mi padre como mi madre, además de la casi totalidad de la familia, han nacido en Galicia y habitualmente usan el idioma gallego para comunicarse”. Es obvio que, a los efectos que interesan, a la luz de la normativa contenida en la convocatoria, no cabe poner en plano de igualdad la simple declaración jurada transcrita con la seriedad que dimana de un certificado acreditativo de estar en posesión del Celga 4, tal y como ha justificado la demandante.

Aunque diésemos por válida la argumentación de la Diputación Provincial de Lugo de que en ninguna parte de la convocatoria se exige el certificado de estar en posesión del Celga 4, bastando justificar el dominio del castellano y de la Celga 4, bastando justificar el dominio del castellano y de la lengua gallega, lo cierto es que no puede servir de justificación en tal sentido una mera declaración jurada tan inconsistente como la aportada por el Sr. de Rosendo Paz. Y ese defecto inicial no puede quedar subsanado por la posterior aportación de un certificado de haber participado en un curso de gallego de nivel avanzado, ya que no solo es extemporánea su presentación, sino que tampoco justifica haber superado ducho curso ni su dominio de la lengua gallega.>>

Así que algo más que raro debió pasar, ya que no solamente no presenta el CELGA 4 sino que incluso el certificado de asistencia a un curso de gallego de nivel avanzado, según lo que comenta el TSXG, fue presentado extemporáneamente y la declaración jurada inconsistente.

Ni que decir tiene que ya se ha reclamado la responsabilidad patrimonial a la Diputación de Lugo, pero como siempre están haciendo tiempo y ya veremos si se dignan a responder, pero visto lo visto, y después de lo que han señalado los dos tribunales, nos estamos plantean muy seriamente el tener que acudir de nuevo a los tribunales para pedir otros tipos de responsabilidades por las “cosas raras” que pasan en este tipo de procesos de selección (como pueden comprobar si siguen el link proporcionado en otro anterior post sobre este tema).

Continuamos con el culebrón y su denuncia

Casi cuatro años de proceso llevamos con multiplicidad de problemas para llevar a buen puerto un caso que no debería dilatarse tanto en el tiempo. Sin embargo, incluso cuando se presenta queja ante un Tribunal Superior nos encontramos con la misma historia y tiene que entrar en liza el “cuarto poder” para que las administraciones se pongan las pilas.

http://www.elidealgallego.com/articulo/coruna/cuando-opacidad-convierte-muro/20140511230059188125.html

Ya veremos cómo terminará la historia.

Control del estrés: el entorno

Dicen que “el trabajo más productivo es el que sale de las manos de un hombre contento”.

El trabajo por sí mismo no tiene porqué ser una fuente de estrés, pues un entorno laboral favorable, donde se reconoce la labor que se lleva a cabo, llevando a cabo un trabajo que al menos gusta o apasiona, con relaciones sociales constructivas y no destructivas, puede favorecer la productividad de quien lo realiza.Por el contrario, en entornos laborales, y sociales, no agradables la situación suele ser bien distinta, con menores rendimientos o, incluso, pudiendo llegar a manifestarse el malestar incluso a través de enfermedades con base más psicológica que física.

A veces es imposible escapar de estos entornos pero podemos intentar minimizar sus nocivos efectos.No dejarse avasallar, pero manteniendo siempre la educación, porque no es cuestión de rebajarse a un nivel indigno, sino mantener a distancia en la medida de lo posible a los elementos problemáticos haciendo gala de un “saber estar”.

Fomentar las buenas relaciones en tu entorno próximo, pues como decía Confucio: “Debes tener siempre fría la cabeza, caliente el corazón y larga la mano”.

La cabeza fría para mantener el control en las diversas situaciones más o menos incómodas en las cuales puedes verte inmers@, manteniendo bien atada la ira o el rencor.

El corazón caliente para poder compartir afecto o cariño con las personas a quienes aprecias, aunque haya ocasiones en las cuales puedan llegar a sacarle a uno de quicio, de forma intencionada o no.

Larga la mano, más bien “la mano tendida” que la mano puede ser larga en muchos sentidos, para estar en disposición de ayudar siempre que se pueda a los otros.

Haciendo gala de este pequeño retazo de la sabiduría china se tiene un mayor control sobre el entorno, pero si incluso esta actitud no basta lo mejor, siempre que sea posible, es evitar los entornos nocivos, al igual que señalábamos en un post anterior con respecto a las personas nocivas que pudiese haber en nuestro entorno.

Algunas veces tenemos que aplicar la filosofía de hacernos dueños de nuestro propio destino.

Control del estrés: el ejercicio físico

En la publicación anterior hicimos referencia a uno de los temas, normalmente poco abordados, para controlar nuestro estrés derivado de nuestro entorno, puesto que no solamente el exceso de ocupaciones o trabajo pueden hacer mella en nuestra psique. 

En esta ocasión analizaremos la actividad física más o menos moderada (todo en demasía es malo) como medio de controlar e incluso disminuir nuestro nivel de estrés.

Como antigua practicante de diversas artes marciales, tengo claro que el autocontrol es una cuestión de suma importancia, pero en ocasiones el estar continuamente con el “freno de mano puesto” puede causar más estrés que tener demasiado que hacer en demasiado poco tiempo. En este sentido, hay ocasiones en las cuales resulta necesaria alguna forma de poder explotar toda esa energía negativa de forma constructiva y el deporte nos ofrece una herramienta inestimable para ello.

La actividad física puede generar bienestar, como consecuencia de la liberación de las endorfinas, al mismo tiempo que relajamos o expulsamos esas tensiones de nuestro interior. Ya sea a través de largos paseos o footing,  hacer pesas, practicar artes marciales, nadar o cualquier otra actividad física que nos guste, estamos beneficiando claramente a nuestra salud física y psíquica, puesto que no sólo nos abstraemos aunque sea brevemente de nuestro quehacer diario y canalizamos la energía de forma constructiva, sino que incluso podemos llegar a sentir ese “subidón” de alegría y vitalidad que producen las mencionadas endorfinas.

Una razón más para hacer deporte……………….. a qué esperas?

Así se cumple con la transparencia en la Diputación de Lugo


El discurso de apertura del año judicial por parte del Fiscal Superior de Galicia, D. Carlos Varela, así como la actitud mostrada hacia mi persona por parte de algún funcionario de la Diputación de Lugo, me ha animado a sacar a la palestra una nueva ocasión en la cual me veo abocada a acudir a los tribunales ante los desmanes de determinados funcionarios públicos y la denegación de derechos que, como ciudadanos, tenemos plena facultad de ejercer en un sistema supuestamente democrático.

En este sentido, para no poder salirnos de lo que ya parece ser una costumbre con algunos funcionarios cuando realizamos reclamaciones (aunque afortunadamente no todos), de nuevo nos encontramos denunciando un caso en el cual se están negando derechos en mi reclamación contra lo que considero como una presunta actuación arbitraria de una administración, en este caso de determinados funcionarios de la Diputación de Lugo en su gestión de la concesión de una bolsa para un sociólog@ en el Área de Empleo, Economía Sostenible y Demografía.

Enlace al BOP de la convocatoria (pp. 5-ss):

https://www.deputacionlugo.org/portal_localweb_ag/RecursosWeb/DOCUMENTOS/1/0_8354_1.pdf

En julio de este año se convocó dicha bolsa, a la cual nos presentamos, encontrando ya en la misma con diversas cuestiones que no cuadraban en la convocatoria de una bolsa competitiva:

1. El baremo a aplicar para la selección del bolser@ dejaba una arbitrariedad notable a quienes realizaban la selección difícilmente justificable:

i.    Expediente académico: hasta un máximo de 1 puntos;

ii.    Curriculum vitae de la persona solicitante: hasta un máximo de 2 puntos;

iii.    Memoria descriptiva a través de la que se acredite el cumplimiento de los objetivos previstos en esta convocatoria: hasta un máximo de 2 puntos; y

iv. Entrevista personal: hasta un máximo de 5 puntos.

Si hacemos cuentas, se destaca ya que hasta 7 puntos se pueden otorgar de forma arbitraria, máxime cuando no se puede hacer una memoria descriptiva que acredite el cumplimiento de los objetivos previstos en la convocatoria por ser el tutor asignado quién los habría de establecer en su momento. En todo caso, se aportaron en el resumen del currículo las características que nos hacía plenamente idónea para realizar esa ampliación de la formación práctica, como son:

– Participación en varios proyectos relacionados con la políticas públicas y la administración a través de un grupo de investigación, incluyendo los papeles oficiales que señalaban las actividades investigadoras realizadas. Con lo cual ya se demostraba la formación en temas como demografía, investigación, políticas públicas,… Se ha de destacar que en la propia convocatoria se señalaba que los méritos no probados fehacientemente a través de documentación acreditativa no serían tomados en cuenta. Lo que nos hace plantearnos si dicha cuestión la han aplicado también para el caso de la memoria descriptiva, pues como socióloga conozco el dato de que alrededor del 33% de los currículos (y eso antes de la “cosa”) suelen contener falsedades o exageraciones.

– Experiencia como docente en la materia de Sociología Rural, con lo que también se demostraría la experiencia ampliada en este campo, sumada al previo estudio realizado de la misma en nuestra carrera. Con lo que nos adaptábamos de forma notable a un ámbito de carácter eminentemente rural como es la provincia de Lugo.

2. En la propia convocatoria se señala el juzgado en el cual se podría establecer, en su caso, el proceso contencioso administrativo, señalando al respecto que: “perante o Xulgado Contencioso Administrativo de Lugo“. Sin embargo, no creo que vaya a ser este el caso, puesto que ese Juzgado no es el que me toca naturalmente por no residir en esa ciudad y no tener porqué asumir costes por lo que consideramos una presunta actuación arbitraria de determinados funcionarios de la Diputación de Lugo.

Cuando observamos los resultados, ya nos convencimos de la que la situación no cuadraba:

https://www.deputacionlugo.org/portal_localweb_ag/…/0_8498_1.pdf

Tras una conversación telefónica realizada para consultar las condiciones que darían lugar a esas cuestiones tan paradójicas en las puntuaciones objetivas y subjetivas contenidas en el baremo, en la cual también se traslucía una cierta animadversión hacia mí por reclamar las fallas que estaban detectándose, se decide  realizar el necesario recurso de reposición.

Imagen

Imagen

Imagen

La resolución del recurso, después de tener que insistir en muchas ocasiones de modo telefónico (e incluso enviarle un mensaje a través de Twitter al Presidente de la Diputación, Sr. Besteiro) para que resolviesen en un plazo razonable el recurso de reposición, tampoco tiene desperdicio por no encontrarse fundamentado con argumentos legales adecuados y hacer referencia a un criterio que, en puridad, cojea por todos los lados.

Imagen

Ante esta situación, se solicitaron copias del expediente y de los currículos presentados del candidato seleccionado (que había sido investigado previamente en la red y que tenía su currículo en la red social Linkedin) así como el mío propio. Incluso, como podrían haber respondido, se llegó a pedir copia del contrato del candidato seleccionado, al cual no se tenía derecho, pero si ya se hubiera celebrado nos interesaba especialmente un dato (que prefiero guardar para mí hasta la interposición del contencioso administrativo, aunque no hace falta ser un gran jurista o sociólogo para intuir de cuál se trata).

solicitud copia expedientes para juzgado 001

De nuevo nos encontramos con una respuesta del funcionario que no tiene desperdicio, por cuanto vulnera nuestro derecho a solicitar las copias del expediente en el cual estamos involucrados y que nos permiten realizar una argumentación todavía más completa en la interposición del contencioso administrativo contra la resolución de la convocatoria de la bolsa para un sociólog@ en el Área de Empleo, Economía Sostenible y Demografía. Pues el día en que se solicitó la copia de los expedientes también se acudió con el papel en que se solicitaban para poder realizar una primera inspección de la documentación, pero se nos denegó también el acceso a dicha documentación alegando que primero tenía que permitirlo el secretario, a lo que se respondió que a ese respecto poco o nada tendría que decir por lo establecido en el artículo 35 de la Ley de Procedimiento Administrativo, y que ya se me realizaría una llamada telefónica para darme día y hora en la cual podría acudir para revisar esos documentos. Pero como se puede comprobar en el siguiente escrito del Secretario Xeral, se cumplen nuestras sospechas de que no iban a permitirme el acceso a la documentación.

Imagen

De nuevo nos encontramos con un ente en el cual parece que los derechos de los ciudadanos no se tienen en cuenta cuando se trata de reclamaciones, pues lo que establece realmente el artículo 48 de la Ley 29/1998, reguladora de la Jurisdicción Contencioso-Administrativa es la posibilidad, que no necesidad, de que el Secretario judicial requiera a la Administración el expediente administrativo, sobre todo porque es anterior a la LOPD (diciembre de 1999).

Enlace de la Ley mencionada (29/1998): http://www.boe.es/boe/dias/1998/07/14/pdfs/A23516-23551.pdf

Es decir, nos remiten a la legislación que señala cómo se establece un recurso contencioso-administrativo, pero realmente no dan ningún tipo de argumento legal para denegarnos el acceso al expediente administrativo al que tenemos derecho en virtud del artículo 35 de la Ley de Procedimiento Administrativo Común. Si hubiese hecho referencia a la LOPD y su conflicto con el mencionado artículo 35 aún podría salvarse algo de su argumentación, puesto que los otros candidatos podrían negarse a que su documentación pudiese ser vista por terceros, si no fuese porque todos los que participamos en el proceso de selección tuvimos que firmar un papel del anexo I en el cual se señala que:

Imagen

Aunque no es exactamente el caso, por lo menos hay una serie de datos objeto de protección que pueden ser publicados, por lo que hace necesaria la firma, con lo que nos encontramos con una situación paradójica: quieren cumplir con la legislación de transparencia y buenas prácticas en la Administración Pública pero denegándome como participante en el proceso nuestro derecho a la información sobre el mismo, que podemos incluso invocar como derecho fundamental recogido en el artículo 20 de nuestra Constitución, a fin de entorpecer nuestra reclamación ante la justicia y, como suele ocurrir con los plazos legales para realizar alegaciones o recursos ante la justicia, con muy poco tiempo para realizar la investigación pormenorizada de los documentos y redactar los necesarios para el juzgado.

En conclusión, resultan muy acordes las palabras del Fiscal Superior de Galicia al respecto de la tolerancia ante determinado tipo de prácticas y su puesta del foco de atención sobre la administración local.

Y por si se diese el caso de que en algún momento se me quiera señalar como una persona que “guerrea por guerrear”, una de las ventajas de Internet para quienes dominamos mínimamente las búsquedas es que se puede encontrar información interesante y poder utilizarla para poder argumentar aún mejor nuestras reclamaciones. En este caso, un foro en el cual se señala que mi lucha por unas becas competitivas realmente transparentes y con unos criterios claros y objetivos no es el único que se va denunciando públicamente a través de la red, pero queda dar el paso al siguiente nivel, esto es, la denuncia en los juzgados. Para ver los comentarios y la documentación del mencionado foro sigan el siguiente enlace:

http://foros.vogue.es/viewtopic.php?f=69&t=200004

Veremos si este tipo de denuncias permiten que, poco a poco, vayamos avanzando hacia una sociedad y unas instituciones cada vez más transparentes.

Nueva fuente de cartografías para la presentación de resultados

Navegando por la red he encontrado un artículo en el cual se nos presenta una web que presenta la posibilidad de superponer cartografías: MAPTUBE

http://www.maptube.org/

 

Una opción que, en caso de poder disponer de la cartografía adecuada para nuestros estudios, puede ser muy útil para la presentación gráfica de relaciones entre variables y de nuestros resultados.

Se puede encontrar la entrevista al respecto en el siguiente link: http://ecosistemaurbano.org/english/metamap-maptube-by-casa/